Rendimiento reproductivo de las explotaciones lecheras de los últimos 3 años en Europa

Como explicamos en nuestro artículo previo, existe un conjunto único de datos único de explotaciones lecheras en Europa que se han unido al proyecto de comparación de explotaciones de UNIFORM-Agri. Con este conjunto de datos podemos observar la evolución de estas explotaciones a lo largo de un período. Para respetar y mantener su privacidad, sólo mostramos la tendencia del grupo de explotaciones por país. La mayor parte de los datos son medias acumuladas anuales y se miden en enero.

Ya hemos mostrado las diferencias en el tamaño del rebaño y la sostenibilidad. En este artículo hablaremos del rendimiento reproductivo en explotaciones de los mismos cuatro países: Países Bajos (1420 granjas), Bélgica (299 granjas), Alemania (170 granjas) y Reino Unido (480 granjas). Todas ellas utilizan el software de gestión del rebaño UNIFORM o una versión comercial del mismo.

Hablando de rendimiento reproductivo, hay unos cuantos indicadores clave de rendimiento (KPI) a controlar. Los más importantes están incluidos en nuestro conjunto de datos. Estos son los siguientes:

– Número medio de días en leche hasta la primera cubrición (DIM medio a 1ª ins.): para todas las vacas del rebaño, el número medio de días después del parto en que las vacas son inseminadas.
– Tasa de inseminación (IR): de todas las vacas elegibles, cuántas de ellas han sido inseminadas/servidas.

– Tasa de concepción (CR): de todas las vacas inseminadas, cuántas de las inseminaciones tienen éxito.

– Tasa de preñez (PR) de 21 días: es una mezcla de los 2 KPIS anteriores. Es el resultado de IR * CR. Esto es, de todas las vacas elegibles, cuántas están preñadas.

– Intervalo de parto previsto: la estimación de cuántos días habrá entre el último parto y el siguiente. Este KPI considera para la predicción las vacas preñadas, inseminadas sin diagnóstico y las vacas abiertas.
– Edad media al primer parto: un KPI muy importante para las novillas. Es el tiempo medio que tarda una novilla en llegar a su primer parto y empezar a ser un animal productivo en el rebaño.

Dependiendo de la gestión del rebaño, podemos considerar un valor diferente como bueno (o como objetivo) para algunos de estos KPI. Por ejemplo, para el Avg. DIM a la primera cubrición o para el intervalo previsto entre partos.

Para las explotaciones de alta producción, el objetivo sería tener un intervalo entre partos ligeramente más largo y más días hasta el primer servicio de lo que se considera ideal en su zona/país. De lo contrario, las vacas se secarían cuando todavía están produciendo mucha leche, por lo que es mejor prolongar estos períodos.

Por otro lado, para las explotaciones con menor producción, sería mejor que estos dos KPI fueran más bajos. Menos días de intervalo entre partos y menos Días en Leche (DIM) al primer servicio. Las vacas se secarán con producciones bajas y el intervalo entre picos de lactación será más corto.

Otros KPI tienen los mismos valores ideales para todas las granjas, independientemente de la cantidad de leche producida. Estos serían los siguientes:

– IR: 60 to 70%
– CR: 40% para vacas, 60% for primíparas

– PR: 20% o más
– Edad al primer parto: alrededor de los 24 meses

Analizando los datos del grupo de granjas que estamos comparando, estos son los resultados:

DIM medio a 1ª ins.:

El intervalo más corto entre el parto y la primera cubrición corresponde a las explotaciones del Reino Unido. Esto podría deberse a diferentes causas: una muy buena gestión de las vacas en transición, el uso de sistemas de actividad y sensores, o el uso de protocolos de sincronización en la granja.

Los valores de las granjas belgas han disminuido 3,4 puntos durante los 3 años del análisis, mientras que los valores de las granjas alemanas han aumentado 2,5 puntos. Las explotaciones neerlandesas se mantuvieron estables durante este periodo.

Tasa de inseminación, tasa de concepción y tasa de preñez:

Los resultados de la IR muestran que los valores más altos proceden del Reino Unido, y Bélgica es el segundo país con mejores resultados. Los resultados de las explotaciones neerlandesas también aumentan con el tiempo. En el caso de Alemania, se produce un descenso en 2020, pero en 2021 parece empezar a recuperarse. Ninguno de los valores se acerca a los valores ideales; veremos el impacto de esto más adelante en este artículo.

En cuanto a la CR, las granjas alemanas son las que obtienen los mejores resultados del grupo. Esto demuestra que hay diferentes formas de gestionar la reproducción del rebaño y eso no significa que una forma sea mejor que la otra. Esto depende en gran medida no sólo de la situación del país, sino también de las circunstancias y la realidad de la granja. Las explotaciones holandesas han disminuido ligeramente, y los resultados del Reino Unido y Bélgica son más bajos. Las explotaciones del Reino Unido disminuyeron en 2020, pero el resultado final en 2021 es de un aumento de 0,5 puntos. Las explotaciones belgas también disminuyeron, pero no han mejorado.

De estos tres KPI, probablemente el de PR sea el más relevante, porque muestra indirectamente cómo evolucionan los otros dos KPI.

El mejor valor de PR en las explotaciones del Reino Unido se debe a que tienen el mayor IR y también un muy buen CR. Y hay una mejora de casi 1 punto en el último año.

Las explotaciones neerlandesas se mantienen en el mismo nivel, ya que se produjo un pequeño descenso en el RC, pero también un aumento del IR en el último año. El impacto del aumento del IR en más de 4 puntos en las explotaciones belgas se ha traducido también en un buen aumento del CR. Por otra parte, el aumento y los buenos valores de CR en las explotaciones alemanas no suavizan los resultados de IR.

Intervalo de Parto previsto:

El gráfico muestra un aumento importante (19 días) para las explotaciones alemanas. Esto podría explicarse por los resultados de DIM medio a 1ª ins., que son más altos que en otros países. Pero también por los resultados de la IR. Incluso teniendo una buena tasa de concepción, lo que significa que muchas de las vacas inseminadas quedan preñadas, con los valores de IR se sugiere que no se detectan suficientes vacas en celo y se inseminan. Y esto repercute en el número de días para que una vaca quede preñada y, por tanto, en el intervalo entre partos. Para los otros tres países los resultados son buenos y el rendimiento es positivo.

Edad media al primer parto:

Todos los países han mejorado en el rendimiento de este KPI en los últimos 3 años. Las novillas paren con más edad en Alemania y el Reino Unido en comparación con los Países Bajos y Bélgica. Como se demostró en el artículo anterior, esto es importante para el rendimiento reproductivo, pero también para la sostenibilidad de la explotación.

Nos gustaría destacar que los resultados y las explicaciones se basan en nuestro conjunto de datos, analizados como un grupo aislado de explotaciones en la misma situación. Es difícil extrapolarlos al mundo real y hay que tener en cuenta que no hay resultados mejores o peores, porque la gestión y el rendimiento del rebaño están muy influenciados por muchos factores no incluidos en este análisis, como el precio de la leche, los costes de alimentación, la mano de obra, el clima, el país y la normativa, etc, etc.

Ir. Harm-Jan van der Beek

Almudena Molinero, DVM

Leer más artículos

¡Comparta esta historia!