Análisis de la producción de las explotaciones lecheras en los últimos 3 años en Europa

El conjunto de datos que utilizamos para estos análisis y comparaciones es un conjunto exclusivo de datos de ganaderos que han utilizado UNIFORM durante muchos años en 4 países diferentes. Todos los ganaderos participan en la comparación de explotaciones y envían mensualmente su resumen de datos. De forma anónima, estos datos pueden utilizarse para analizar la situación en los 4 países de este estudio. Hemos analizado un grupo fijo de explotaciones de los 4 países que participan en esta comparación de explotaciones durante un mínimo de 3 años seguidos. Los datos de la producción real no son promedios móviles, sino sólo los niveles de producción en enero (2019, 2020 y 2021). Los países son Holanda (1420 explotaciones), Bélgica (299 explotaciones), Alemania (170 explotaciones) y Reino Unido (480 explotaciones).

Análisis de la producción de las explotaciones lecheras en los últimos 3 años en Europa. Esto es en enero durante 3 años seguidos. La escala se ha detallado para que las diferencias no sean tan grandes, pero la tendencia es notable. Vemos en todos los países que la producción de enero de 2021 fue inferior a la de 2020. Excepto en el Reino Unido, todos tuvieron su pico en 2020, y 2019 también fue inferior. No es fácil encontrar una explicación sencilla.

La producción de las vacas no es sólo la leche, sino también su contenido. La grasa y la proteína también son importantes. Vemos en todas las granjas del segundo gráfico que la grasa es mayor en 2021, lo que compensará la menor cantidad de leche. Alemania es el país que menos aumenta.

PPS, una herramienta mejor para analizar
En la producción de leche influyen muchos factores. Algunos están relacionados con los animales y otros no. Entre los factores relacionados con los animales, los más importantes son el número de lactación, la edad y los DEL. Cuando hay muchas vacas de lactación tardía en un rebaño, esperamos que la producción sea menor en comparación con un rebaño con una mayoría de vacas de lactación temprana. Lo mismo ocurre con un porcentaje alto o bajo de animales de primera lactación, etc.

Hay muchos más factores no relacionados con los animales que influyen en los niveles de producción. La alimentación, el alojamiento, el estrés, el agua, la cama, etc. Todos tienen impacto en la producción.

Con el PPS (Producción Pico Standard) vemos la producción de leche sin considerar los factores animales. Así, podemos comparar los promedios mucho más fácilmente. Podemos comparar una vaca vieja con una compañera más joven del rebaño, por ejemplo. Con el PPS es mucho más fácil controlar el manejo del rebaño, las diferencias en los valores del PPS son causadas por factores no animales, como la alimentación, los protocolos del período de transición, etc.

En el tercer gráfico vemos el PPS en lugar de la producción de leche en Kg; aquí hay una diferencia extraña. El PPS belga es más alto en comparación con los otros países y en comparación con la producción de leche en Kg. Esto se debe probablemente al hecho de que los ganaderos belgas están cultivando mucho más que los de otros países (ver artículos anteriores) y eso está causando una menor edad media del rebaño. Si quitamos el factor relacionado con las vacas (animales mucho más jóvenes en Bélgica), vemos que los belgas son los mejores productores en Kg de leche.

En el primer gráfico, si se observa la producción de leche incluyendo los factores relacionados con los animales, el Reino Unido tiene la mayor producción. También podemos ver una caída en el promedio del PPS, al igual que vimos en la producción media de leche por vaca y por día. Así pues, la tendencia es la misma

También podemos fijarnos en los primeros 60 días en lactación y comparar el PPS entre los países a lo largo de 3 años. El PPS se mide siempre de 5 a 305 días en leche. Nos fijamos en el inicio de la lactación y no en otros periodos porque el comienzo de una nueva lactación es, probablemente, el periodo más crítico en la vida de una vaca. Su bienestar, alimentación y salud determinarán el nivel de producción durante el resto de la lactación.

Ahí vemos que incluso los ganaderos del Reino Unido se alejan más. Como hemos dicho, los primeros 60 días son importantes, están muy influenciados por el manejo de las vacas de transición en la granja. El PPS durante toda la lactación debería estar en el mismo nivel porque se eliminan los factores animales. El PPS (Producción Pico Standard) tiene en cuenta todas las diferencias entre las vacas.

En el último gráfico mostramos la diferencia entre el PPS al principio de la lactación (5 a 60 DEL) comparado con la última parte de la lactación (181 – 305 DEL). Y como el DEL ya es filtrado por el PPS, la diferencia que vemos se debe a otro factor. Eso está relacionado con los efectos ambientales o de gestión. Por lo tanto, nos gustaría ver las menores diferencias posibles entre los períodos de lactación, idealmente una diferencia cero. Una diferencia de 4 puntos en el valor del PPS significa que el ganadero debería revisar los factores de riesgo en el manejo del rebaño no relacionados con los animales.

Este gráfico muestra grandes diferencias por países. Los ganaderos del Reino Unido, pero también los de Alemania, tienen una gran diferencia entre el PPS del principio de la lactación y el del final de esta.

Esto significa que hay factores no relacionados con las vacas que influyen en el PPS al inicio de la lactación y lo reducen. En general, estos ganaderos deberían analizar cómo están manejando las vacas secas y de transición y qué se puede mejorar. Y probablemente, también hacerlo con los animales de primera lactación antes de su primer parto.

Puede tratarse de la alimentación, de varios aspectos de la transición o de los protocolos de reagrupación, entre otros muchos factores. Sólo revisando y analizando con más detalle los datos de rendimiento del rebaño, el ganadero encontrará la causa de esta diferencia.

También está claro que, en todos los países, al principio de la lactación las vacas no rinden al máximo de su capacidad de producción de leche y hay un importante beneficio oculto que podría recuperarse. Sin embargo, en los Países Bajos la diferencia es mínima (máximo 1 punto de diferencia) y también destaca la tendencia de las explotaciones belgas, donde la diferencia ha disminuido.

Resumen
El PPS (en los Países Bajos llamado BSK) es una poderosa herramienta para controlar el rendimiento de la producción de leche de una manera muy eficiente. Analizando el PPS, uno puede darse cuenta de la eficacia del manejo del ganado y el entorno de la granja y los protocolos para las vacas. El PPS es una herramienta perfecta para poner de manifiesto si hay algo que mejorar en la gestión de la granja. Las granjas con grandes diferencias en el PPS (más de 4 puntos) a lo largo de la lactación han creado una situación subóptima para las vacas. Analizar la situación con expertos puede ser muy beneficioso.

El conjunto de datos que utilizamos para estos análisis y comparaciones es un conjunto exclusivo de datos de ganaderos que han utilizado UNIFORM durante muchos años en 4 países diferentes. Todos los ganaderos participan en la comparación de explotaciones y envían mensualmente su resumen de datos. De forma anónima, estos datos pueden utilizarse para analizar la situación en los 4 países de este estudio. Hemos analizado un grupo fijo de explotaciones de los 4 países que participan en esta comparación de explotaciones durante un mínimo de 3 años seguidos. Los datos de la producción real no son promedios móviles, sino sólo los niveles de producción en enero (2019, 2020 y 2021). Los países son Holanda (1420 explotaciones), Bélgica (299 explotaciones), Alemania (170 explotaciones) y Reino Unido (480 explotaciones).

Análisis de la producción de las explotaciones lecheras en los últimos 3 años en Europa. Esto es en enero durante 3 años seguidos. La escala se ha detallado para que las diferencias no sean tan grandes, pero la tendencia es notable. Vemos en todos los países que la producción de enero de 2021 fue inferior a la de 2020. Excepto en el Reino Unido, todos tuvieron su pico en 2020, y 2019 también fue inferior. No es fácil encontrar una explicación sencilla.

La producción de las vacas no es sólo la leche, sino también su contenido. La grasa y la proteína también son importantes. Vemos en todas las granjas del segundo gráfico que la grasa es mayor en 2021, lo que compensará la menor cantidad de leche. Alemania es el país que menos aumenta.

PPS, una herramienta mejor para analizar
En la producción de leche influyen muchos factores. Algunos están relacionados con los animales y otros no. Entre los factores relacionados con los animales, los más importantes son el número de lactación, la edad y los DEL. Cuando hay muchas vacas de lactación tardía en un rebaño, esperamos que la producción sea menor en comparación con un rebaño con una mayoría de vacas de lactación temprana. Lo mismo ocurre con un porcentaje alto o bajo de animales de primera lactación, etc.

Hay muchos más factores no relacionados con los animales que influyen en los niveles de producción. La alimentación, el alojamiento, el estrés, el agua, la cama, etc. Todos tienen impacto en la producción.

Con el PPS (Producción Pico Standard) vemos la producción de leche sin considerar los factores animales. Así, podemos comparar los promedios mucho más fácilmente. Podemos comparar una vaca vieja con una compañera más joven del rebaño, por ejemplo. Con el PPS es mucho más fácil controlar el manejo del rebaño, las diferencias en los valores del PPS son causadas por factores no animales, como la alimentación, los protocolos del período de transición, etc.

En el tercer gráfico vemos el PPS en lugar de la producción de leche en Kg; aquí hay una diferencia extraña. El PPS belga es más alto en comparación con los otros países y en comparación con la producción de leche en Kg. Esto se debe probablemente al hecho de que los ganaderos belgas están cultivando mucho más que los de otros países (ver artículos anteriores) y eso está causando una menor edad media del rebaño. Si quitamos el factor relacionado con las vacas (animales mucho más jóvenes en Bélgica), vemos que los belgas son los mejores productores en Kg de leche.

En el primer gráfico, si se observa la producción de leche incluyendo los factores relacionados con los animales, el Reino Unido tiene la mayor producción. También podemos ver una caída en el promedio del PPS, al igual que vimos en la producción media de leche por vaca y por día. Así pues, la tendencia es la misma.

También podemos fijarnos en los primeros 60 días en lactación y comparar el PPS entre los países a lo largo de 3 años. El PPS se mide siempre de 5 a 305 días en leche. Nos fijamos en el inicio de la lactación y no en otros periodos porque el comienzo de una nueva lactación es, probablemente, el periodo más crítico en la vida de una vaca. Su bienestar, alimentación y salud determinarán el nivel de producción durante el resto de la lactación.

Ahí vemos que incluso los ganaderos del Reino Unido se alejan más. Como hemos dicho, los primeros 60 días son importantes, están muy influenciados por el manejo de las vacas de transición en la granja. El PPS durante toda la lactación debería estar en el mismo nivel porque se eliminan los factores animales. El PPS (Producción Pico Standard) tiene en cuenta todas las diferencias entre las vacas.

En el último gráfico mostramos la diferencia entre el PPS al principio de la lactación (5 a 60 DEL) comparado con la última parte de la lactación (181 – 305 DEL). Y como el DEL ya es filtrado por el PPS, la diferencia que vemos se debe a otro factor. Eso está relacionado con los efectos ambientales o de gestión. Por lo tanto, nos gustaría ver las menores diferencias posibles entre los períodos de lactación, idealmente una diferencia cero. Una diferencia de 4 puntos en el valor del PPS significa que el ganadero debería revisar los factores de riesgo en el manejo del rebaño no relacionados con los animales.

Este gráfico muestra grandes diferencias por países. Los ganaderos del Reino Unido, pero también los de Alemania, tienen una gran diferencia entre el PPS del principio de la lactación y el del final de esta.

Esto significa que hay factores no relacionados con las vacas que influyen en el PPS al inicio de la lactación y lo reducen. En general, estos ganaderos deberían analizar cómo están manejando las vacas secas y de transición y qué se puede mejorar. Y probablemente, también hacerlo con los animales de primera lactación antes de su primer parto.

Puede tratarse de la alimentación, de varios aspectos de la transición o de los protocolos de reagrupación, entre otros muchos factores. Sólo revisando y analizando con más detalle los datos de rendimiento del rebaño, el ganadero encontrará la causa de esta diferencia.

También está claro que, en todos los países, al principio de la lactación las vacas no rinden al máximo de su capacidad de producción de leche y hay un importante beneficio oculto que podría recuperarse. Sin embargo, en los Países Bajos la diferencia es mínima (máximo 1 punto de diferencia) y también destaca la tendencia de las explotaciones belgas, donde la diferencia ha disminuido.

Resumen
El PPS (en los Países Bajos llamado BSK) es una poderosa herramienta para controlar el rendimiento de la producción de leche de una manera muy eficiente. Analizando el PPS, uno puede darse cuenta de la eficacia del manejo del ganado y el entorno de la granja y los protocolos para las vacas. El PPS es una herramienta perfecta para poner de manifiesto si hay algo que mejorar en la gestión de la granja. Las granjas con grandes diferencias en el PPS (más de 4 puntos) a lo largo de la lactación han creado una situación subóptima para las vacas. Analizar la situación con expertos puede ser muy beneficioso.

Ir. Harm-jan van der Beek
UNIFORM-Agri

Molinero, DVM
UNIFORM-Agri

Leer más artículos

¡Comparta esta historia!